El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en La Rioja ha localizado y desmantelado tres talleres mecánicos ilegales de Autol, Logroño y Rincón de Soto. En estos negocios fraudulentos se llevaban a cabo trabajos de reparación de vehículo sin los permisos y autorizaciones necesarios, así como para la gestión de los residuos ocasionados.

Los propietarios de los talleres eran naturales de La Rioja, Bolivia y Rumanía y contra ellos se han tramitado denuncias administrativas por infracciones “graves” y “muy graves”, informa el portal LaRioja.com.

El Seprona señala que los talleres clandestinos usaban recambios de dudosa procedencia o de segunda mano, y no contaban con el espacio, ni con las herramientas y la cualificación necesaria para llevar a cabo las reparaciones bajo unos mínimos controles de calidad y garantía.

Además de suponer “un grave riesgo para la seguridad vial”, la Guardia Civil destaca que este tipo de establecimientos “ponen en peligro el medio ambiente” al incumplir la normativa que regula la gestión de residuos, con un tratamiento inadecuado de los residuos tóxicos que se generan en la reparación de cualquier vehículo a motor.

También durante estas actuaciones, agentes del Seprona y del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico llevaron a cabo 22 inspecciones en talleres y centros autorizados de tratamiento de vehículosubicados en Albelda de Iregua, Alfaro, Autol, Bañares, Calahorra, Logroño, Murillo, Nájera,Rincón de Soto, Sorzano y Villamediana de Iregua. Esas inspecciones dieron como resultado la tramitación de 16 infracciones “graves” y “muy graves” a la normativa medioambiental, de industria y seguridad social.