Un insuficiente mantenimiento en los sistemas de alumbrado y señalización se ha visto reflejado en los últimos años en las estaciones de ITV donde se ha detectado un alarmante crecimiento de estos fallos, en especial en vehículos comerciales e industriales de transporte de mercancías, así como en vehículos destinados al transporte de viajeros, según ha constatado Lumileds, compañía que comercializa en España los sistemas de iluminación para el automóvil de la marca Philips.

Así, la compañía ha analizado los datos estadísticos de los últimos seis años disponibles (de 2011 a 2016) ofrecidos por el Ministerio de Industria, sobre los resultados de las inspecciones técnicas llevadas a cabo por las estaciones de ITV de toda España. Estos datos revelan que se ha producido crecimiento del 40,87% en los defectos graves en camiones y autobuses, al pasar de 320.712 defectos a 451.778 en esos años. Es más: sólo de 2014 a 2016 este incremento casi alcanza el 20% (el 19,84%).

“El aumento de los fallos graves en el sistema de iluminación y alumbrado en vehículos industriales, especialmente en camiones y autobuses, debe preocuparnos a todos. Más si cabe cuando la máxima de ‘ver y ser vistos' tanto de noche como de día en carretera es aún más importante en este tipo de vehículos. De ahí la importancia de realizar un mantenimiento periódico de las luces y demás componentes del sistema para evitar poner en riesgo la seguridad tanto de sus ocupantes como del resto de vehículos que circulan por sus mismas vías”, señala Juan Sologuren, director de Lumileds Luxeon de Iberia.

Al analizar los datos en detalle, los defectos graves en vehículos comerciales e industriales (ya sean camiones ligeros, medios o pesados) han aumentado en un porcentaje similar al del conjunto de los vehículos estudiados en el periodo mencionado (40,85%), mientras que en los autobuses este incremento ha sido de un 41,93%.

De este modo, en tanto que en 2011 los vehículos comerciales y pesados presentaron 316.448 fallos de este tipo, en 2016 ascendieron a 445.726. En cuanto a los autobuses, mientras en 2013 y 2014 se registraron sendos descensos respecto a ejercicios precedentes, acumulando más de un 3,6% de caída, en los dos años posteriores se ha producido un gran incremento de casi el 26%.

Por su parte, los defectos leves han experimentado un comportamiento aún peor, según los datos aportados por Lumileds. De este modo, el aumento de este tipo de fallos entre 2011 y 2016 ha sido del 58,39% teniendo en cuenta las cifras conjuntas de vehículos comerciales e industriales de transporte de mercancías y de autobuses. En ese último caso, este tipo de defectos acumulan en este periodo un ascenso del 71,84%, pasando de 19.479 a 33.473.

“El creciente envejecimiento del parque automovilístico español, más acusado en los vehículos destinados al transporte de personas y mercancías, no puede ser excusa para no prestar la atención debida a uno de los sistemas de seguridad más importantes: el sistema de alumbrado y señalización”, concluye Sologuren. “Por eso, es fundamental efectuar un mantenimiento básico de lámparas y ópticas en talleres de confianza para contribuir a mejorar la seguridad vial y a reducir las tasas de siniestralidad en nuestro país”.