La Guardia Civil ha inspeccionado 41 talleres de reparación de vehículos y ha detenido a cuatro personas y denunciado a otras tres en relación a la sustracción de dos motos, una furgoneta y un camión hallados en establecimientos ilegales. El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) puso en marcha una operación contra los talleres mecánicos irregulares a partir de la denuncia de una asociación empresarial, informa El Mundo.

En las inspecciones se detectaron 170 infracciones administrativas de las que la gran mayoría, 109, eran incumplimientos de la Ley de Residuos por no gestionar o almacenar los desechos de acuerdo a la normativa. Asimismo, se denunciaron ocho vulneraciones de la legislación laboral, 21 de la Ley de Industria, por falta de la autorización preceptiva para el sector mecánico, y 22 por falta de licencias municipales.