La irrupción de talleres ilegales ha provocado una caída en la facturación de hasta el 30% en el sector en la provincia de A Coruña. Según datos de la asociación Atreve, ya a finales de 2016 se constató la existencia de 65 establecimientos (de los 300 talleres existentes en el territorio) que incurrían en algún tipo de irregularidad, en su mayoría, puestos de lavado o engrase que realizan trabajos mecánicos sin permiso de Industria.

Contra la proliferación de establecimientos que reparan vehículos sin los permisos pertinentes, Atreve ha llevado a cabo una campaña en la provincia, en la que ha logrado que prácticamente la totalidad de los negocios ilegales recibiesen la inspección de la Consejería de Industria de la Xunta o de la Guardia Civil. De hecho, debido a esta presión de Atreve, muchos talleres con irregularidades se han puesto en regla tras las inspecciones de entre 2017 y 2018, informa El Correo Gallego.

En 2017, Industria realizó 54 inspecciones, de los que sancionó a 26 talleres, abrió expedientes contra nueve, que sólo estaban dados de alta para lavado y engrase, y contra otro local, que legalmente sólo era un garaje pero ejercía como taller. En 34 negocios se solicitó la documentación y, de momento, sólo siete la han aportado.

El Seprona, por su parte, llevó a cabo 42 inspecciones, detectando 14 negocios que eran claramente ilegales. Otros seis realizaban actividades propias de talleres pero no aparecían registrados como tales, y 23 carecían de licencia o autorización. Además, hubo incumplimiento en gestión de residuos en 12 de ellos.

Según indica la Asociación de Empresarios, cuando Xunta y Guardia Civil activaron sus acciones de control “el efecto disuasorio había llevado ya a parte de los negocios a tramitar licencias y ponerse al día con la Administración“. Para impulsar estas inspecciones, Atreve había contratado a un detective privado que elaboró el informe de denuncia, mientras que en su página web los socios pueden aportar información sobre negocios que consideren irregulares. “Nosotros seguiremos vigilantes y colaborando con la administración”, aseguran sus responsables.