Bridgestone ha desarrollado el primer polímero del mundo que aúna caucho y resina a nivel molecular, denominado HSR (High Strength Rubber, caucho de alta resistencia), que presenta como principal característica una alta durabilidad.

El polímero presenta una resistencia a la formación de grietas cinco veces mayor, un 2,5 más de resistencia a la abrasión y una resistencia a la tracción 1,5 veces superior respecto al caucho natural. Se trata de un material híbrido que aúna, a nivel molecular, componentes del caucho sintético como el butadieno y el isopreno, con componentes de la resina como el etileno, utilizando el innovador catalizador de gadolinio (Gd) patentado por Bridgestone (mediante copolimerización).

El resultado es un material de última generación capaz de combinar la flexibilidad del caucho con la dureza de la resina. Este logro ha sido posible tras llevar a un nuevo nivel las tecnologías de catálisis de Gd utilizadas para sintetizar el caucho de poliisopreno, tal y como se anunció en diciembre de 2016.

HSR presenta unos niveles de durabilidad y resistencia a la abrasión capaces de eclipsar a los del caucho natural. Esto hace del HSR un prometedor material de última generación, con el potencial necesario para crear neumáticos que alcancen los niveles de rendimiento requeridos, empleando menos materiales.

Así, Bridgestone prevé que el HSR se convierta en un poderoso activo en la consecución de su objetivo de trabajar con materiales 100% sostenibles, establecidos en la visión medioambiental a largo plazo del Grupo Bridgestone para 2050. Además, la compañía planea estudiar a fondo la posibilidad de utilizar el HSR en otros productos además de los neumáticos.