La Asociación Nacional de Distribuidores e Importadores de Neumáticos (Adine), ha considerado que es el momento de iniciar una campaña de información sobre las equivalencias a la hora de sustituir los neumáticos por otros nuevos diferentes a los de origen.

A la hora de sustituir los neumáticos de un vehículo por otros con un medida diferente a los originales, equipados de fábrica, se deben tener en cuenta una serie de condiciones que determinan las equivalencias de los neumáticos y que, por tanto, se deben respetar, para garantizar las condiciones de seguridad exigidas al vehículo, especialmetne en el momento de pasar la ITV.

Como norma general, la sustitución de neumáticos debe efectuarse por otros con los mismos parámetros que los equipados de origen, aunque pueden montarse neumáticos con capacidad de carga o índice de velocidad superior a los originales.

Adine también informa que, la sustitución de los neumáticos por unos que no son los originales del vehículo es posible, siempre y cuando, su instalación esté prevista en la homologación del vehículo, por lo que es necesario consultar la tarjeta ITV donde podremos observar qué medida o medidas están homologada por el fabricante del vehículo. En caso de no estar previstos en la tarjeta ITV, deberá efectuarse la reevaluación de la compatibilidad de los neumáticos, a través de la correspondiente reforma.

Así, según se especifica en el Manual de Procedimiento de Inspección de las Estaciones ITV (versión 7.2.2), se entiende por neumáticos equivalentes aquellos que cumplen con los siguientes requisitos:

Índice de capacidad de carga igual o superior a los mínimos indicados en la tarjeta ITV o en su homologación de tipo (Ej. Si pone 88 podemos poner 91).

Categoría de velocidad igual o superior a los mínimos indicados en la tarjeta ITV o en su homologación de tipo (Ej. Si pone H podemos poner V).

Igual diámetro exterior, con una tolerancia que puede oscilar en torno a /- un 3%.

• Que el perfil de llanta de montaje sea el correspondiente al neumático.

En cualquier caso, queda prohibida la sustitución de neumáticos cuando la misma implique riesgos de interferencias con otras partes del vehículo. Por tanto, antes de sustituir los neumáticos de un vehículo se debe tener en cuenta que estos deberán estar homologados y las dimensiones, características y configuración de los mismos sean las previstas por el fabricante en la homologación del vehículo o sus equivalentes. Así como recordar también que, en el mismo eje, todos los neumáticos deben ser del mismo tipo.