Dunlop Motorsport será la marca encargada de desarrollar los neumáticos para el revolucionario GreenGT H2, un coche que promete cambiar el concepto de potencia en la competición de motor. Para ello, trabajará mano a mano con el fabricante de forma que los neumáticos puedan favorecer todas las cualidades de este coche futurista.

El GreenGT H2, que competirá en 2013 en las 24 horas de Le Mans, es el primer coche de competición propulsado por células de hidrógeno, que incorpora tecnología de transmisión eléctrica. Las células de hidrógeno son una de las tecnologías con más potencial en la competición de motor y para poder maximizar la eficiencia energética del coche y el agarre del neumático, este debe ser diseñado específicamente para él, como explica Jean-Felix Bazelin, director general de Dunlop Motorsport: "Los coches eléctricos presentan retos para el diseño de los neumáticos. Por ejemplo, manejar el peso extra del vehículo, implica que la capacidad de carga del neumático debe incrementarse y para maximizar la eficiencia el diseño del neumático debe tener una baja resistencia a la rodadura".

"El elevado par motor que entregan estos coches supone que los neumáticos van a requerir una nueva construcción que proporcione mayor rigidez longitudinal. Otro reto para Dunlop es diseñar un neumático que optimice las ventajas de la tecnología de reparto del par motor entre ambos ejes, gracias a la utilización de un diferencial activo. Mientras las suspensiones se utilizan para controlar la respuesta del vehículo, el reparto de par se utiliza para optimizar su estabilidad", puntualiza Bazelin.

"Además, adaptaremos el compuesto del neumático para ajustarlo a este coche en particular. Para controlar la temperatura del neumático y el desgaste existe la posibilidad de utilizar un compuesto más blando que en un coche convencional. Precisamente algo que Dunlop ha conseguido con su último prototipo de neumático de carretera, el BluResponse AA, con una reducción en la resistencia a la rodadura que maximiza la eficiencia del coche", concluye.

Además, Dunlop ha anunciado un programa específico de desarrollo, que se centrará en proporcionar los mejores neumáticos para las tecnologías de automoción emergentes que marcarán el futuro. Este es el caso de los coches de competición eléctricos y propulsados por hidrógeno.

Con la presentación del GreenGT H2 en la cita británica del Campeonato del Mundo de Resistencia de la FIA celebrada en Silverstone, Dunlop Motorsport ha dado el pistoletazo de salida a este programa que busca diseñar neumáticos que puedan mejorar el comportamiento y el manejo, principalmente de coches eléctricos y de hidrógeno que les permitan conducir con menor energía, mientras maximizan el agarre y el rendimiento. Como explica Sebastien Montet, Director de Diseño y Desarrollo para Dunlop Motorsport, hay tres retos claves para que estos neumáticos puedan convertirse en referente para las futuras competiciones: "tenemos que pensar en el peso del vehículo, en diferentes características de los motores y en una mejora en la eficiencia de combustible. Un cambio en el peso implica un incremento en las fuerzas que debe soportar el neumático, un motor con diferentes características de transmisión requieren una mayor rigidez longitudinal en el neumático, y la mejora en la eficiencia de combustible puede ser optimizada con una menor resistencia a la rodadura en los neumáticos que diseñamos".

Dunlop Motorsport proporcionará más de 250.000 neumáticos a lo largo de la temporada para unos 500 equipos de carreras diferentes en más de 30 campeonatos por todo el mundo. Desde su centro de excelencia de Birmingham la compañía está jugando un importante papel en asegurar que los vehículos de carreras del futuro necesiten menos energía e incrementen su rendimiento en carretera. "Estamos en este negocio, investigando nuevas tecnologías y construyendo alianzas en Fort Dunlop desde hace casi 100 años. Desarrollar nuestra tecnología ha sido siempre una prioridad y, con lo que aprendemos en el deporte profesional más avanzado, proporcionamos mejores neumáticos a las categorías amateurs y a los consumidores de Dunlop".