Durante las pruebas en el campo realizadas en Dinamarca en septiembre de este año, ATG demostró el rendimiento del neumático Alliance A389 VF-Imp, cuya compactación del suelo era notablemente inferior y la profundidad de la huella claramente menor que las de un remolque equipado con neumáticos estándar.

En la actualidad, el Alliance A389 VF-Imp ofrece una solución idónea para la protección del suelo con aperos pesados tales como esparcidoras remolcadas, remolques de grano, cisternas de purines y otros remolques agrícolas. Gracias a la combinación eficaz de la flotación con la tecnología de muy alta flexión («Very High Flexion» o VF), el nuevo A389 VF-Imp es un neumático fiable que proporciona gran flotación, una compactación mínima del suelo, gran capacidad de carga, estabilidad a todas las velocidades y un nivel reducido de desgaste que se traduce en una larga vida útil.

La empresa agrícola Lystrup & Jomfruens Egede Godser fue el marco donde tuvo lugar la demostración de las características y el rendimiento del Alliance A389 VF-Imp. Para ello, se usaron dos combinaciones idénticas de tractor y remolque: dos tractores John Deere con neumáticos Alliance Agriflex 372, con una presión de inflado de 1,7 bar en el tren trasero y 1,15 bar en el tren delantero, llevaban remolques de 19,3 toneladas cada uno. Un remolque estaba equipado con neumáticos Alliance estándar, con presión de inflado de 2 bar, y en el otro remolque se habían montado los A389 VF-Imp con una presión de inflado notablemente inferior (de 1,2 a 1,3 bar). Tras realizar varias pasadas, se hicieron múltiples mediciones manuales con un penetrómetro que mostraron la reducción de la presión sobre el suelo y su compactación: en comparación con los neumáticos estándar, la densidad del suelo donde habían transitado los neumáticos A389 VF-Imp medía toda una unidad menos (10 cm).