Los neumáticos Dunlop Motorsport han sido elegidos como equipo original para el nuevo coche deportivo del año: el Revolution, que lleva la tecnología de Le Mans Prototype al mercado de clientes de competición y trackdays. Con un avanzado chasis de fibra de carbono y una tecnología de vanguardia, el radical modelo ha sido desarrollado por Revolution Racecars, una compañía nueva que cuenta con gran experiencia en este campo. Este modelo es una creación de Phil Abbott, uno de los cofundadores de Radical Sportscars, quien bajo su dirección vendió más de 2.000 coches a pilotos de circuitos de todo el mundo.

El Revolution ha sido diseñado para ofrecer un rendimiento que está a la vanguardia de los coches de calles basados en súper deportivos. El modelo tiene una relación de potencia a peso de 440 CV por tonelada, con la potencia desarrollada por un motor Ford V6 de 3.7 litros de cárter seco. La carrocería no solo se ve radicalizada, sino que está diseñada con un propósito. Genera altos niveles de carga aerodinámica que se transfieren a la pista a través de los neumáticos de carreras Dunlop. Dunlop proporcionará opciones de neumático seco y mojado en 200 / 580R15 delantero y 265 / 605R16 trasero.

El Revolution hizo su primera aparición pública en Silverstone los días 2 y 3 de noviembre en el programa UK MotorsportDays Live. Los modelos de producción se venderán a los equipos que compiten en campeonatos mundiales de coches deportivos, como el Campeonato de Europa VdeV y la UK Sports Prototype Cup, que contará con una clase dedicada a los Revolution.