General Motors (GM) financiará con 5 millones de dólares el Centro Nacional de Investigación de Neumáticos de Estados Unidos para desarrollar nuevas tecnologías que reduzcan el consumo de combustible en los automóviles e incrementar la seguridad de los mismos.

GM calcula que el diseño de neumáticos puede reducir el consumo de combustible de los vehículos hasta un 7 % reduciendo su resistencia con respecto al asfalto.
El centro, situado en la localidad estadounidense de Halifax, cuenta con una máquina de tecnología punta para probar neumáticos, conocida como Flat-Trac LTRe, que puede acelerar neumáticos a velocidades de hasta 321 kilómetros por hora.
La máquina proporciona información sobre el manejo, par de torsión, funcionamiento y capacidades de frenado del neumático sobre una variedad de superficies, incluidas carreteras mojadas.