El grupo de especialidades químicas Lanxess refuerza su actividad en la planta de producción de caucho de altas prestaciones que posee en la localidad francesa de Port Jérôme. El grupo tiene previsto invertir hasta el año 2015 unos 30 millones de euros con el objetivo de mejorar la productividad y eficiencia energética. Lanxess fabrica en esta sede dos tipos de caucho de altas prestaciones: el caucho neodimio-butadieno (Nd-PBR) y el caucho estireno butadieno en disolución (SSBR); ambos se emplean especialmente en la fabricación de los llamados "neumáticos ecológicos".

"La producción de caucho de altas prestaciones tiene un papel fundamental dentro de la estrategia global de nuestra empresa. Con nuestras innovaciones y tecnologías respondemos a la demanda generada a través de las megatendencias mundiales, con un especial enfoque hacia soluciones destinadas a facilitar una movilidad sostenible", manifestó el presidente de la Junta Directiva de Lanxess, Axel C. Heitmann.

Lanxess se dedica a la fabricación de cauchos sintéticos de altas prestaciones para neumáticos ecológicos. Este sector tiene un crecimiento anual en torno al diez por ciento, que lo convierte en el ámbito de más rápido crecimiento de todo el ramo industrial de los neumáticos. El incremento de la demanda de neumáticos ecológicos se percibe especialmente en Asia y Latinoamérica, Acompañando a la megatendencia mundial de la movilidad. Lanxess también espera en Europa un incremento de esa demanda, ya que en noviembre de 2012 entrará en vigor la obligatoriedad, establecida por la UE, de etiquetado de neumáticos. "Nuestros cauchos de altas prestaciones son indispensables para hacer frente a las nuevas exigencias legales y para responder a las expectativas que esas exigencias despertarán en los compradores de neumáticos", afirmó Heitmann.

La planta de Port Jérôme cuenta actualmente con una capacidad estratégica de producción de 140.000 toneladas anuales. Adicionalmente, Lanxess proyecta levantar una nueva planta de caucho Nd-PBR en Singapur. Está previsto que esa nueva planta, cuya construcción supondrá una inversión de 200 millones de euros, se ponga en marcha en el año 2015.

Los pronósticos actuales indican que en el 2015 se fabricarán en todo el mundo dos mil millones de neumáticos. Actualmente, se producen 1.600 millones, por lo que estamos hablando de un incremento aproximado del 25 por ciento en este ramo industrial.