Los neumáticos en mal estado provocan más del 50% de los accidentes por fallos mecánicos, según expertos en el mantenimiento del automóvil citados por la empresa de mantenimiento del automóvil, Norauto, que han advertido de la importancia de examinar el estado y la presión de los neumáticos con motivo de la operación salida en la que se prevén millones de desplazamientos.

La compañía insta a no descuidar la revisión de los elementos básicos a la hora de iniciar un viaje. Además, subraya que las altas temperaturas influyen en el estado del asfalto de las carreteras, pudiendo llegar a afectar al comportamiento de los neumáticos ya que en verano las ruedas se desgastan más y se circula por pavimentos más abrasivos.

En este sentido, el director de marketing de Norauto España, Simón Valín, ha destacado que "cuanto mayor es la antigüedad de un vehículo, mayor es el riesgo de sufrir un accidente si no se inspecciona el estado de los principales dispositivos". Por ello, ha recomendado revisar con frecuencia el estado y la presión de los neumáticos y ha recalcado que el mínimo legal de la banda de rodadura del neumático debe tener una profundidad por encima de 1,66 milímetros.

Igualmente, ha recordado que llevar un neumático por debajo de la presión indicada "disminuye la precisión y la respuesta del vehículo ante imprevistos". Sin embargo, la entidad advierte de que, por el contrario, llevar una presión por encima de la indicada "provoca un desgaste acelerado en el centro de la banda de rodadura y se origina un mayor patinamiento de la rueda, aumentado la distancia de frenado".

Del mismo modo, la entidad ha recordado que "la falta del líquido refrigerante puede acarrear una avería que inmovilice el vehículo". Respecto al control del nivel del líquido de freno, ha informado de que un nivel por debajo del mínimo indica una fuga en el circuito o una pieza de frenado muy desgastada.

Otros controles destacados que se deben tener en cuenta son: comprobar el nivel de carga de la batería, el nivel del líquido de la dirección asistida y comprobar los elementos de visión como los niveles del líquido de los limpiaparabrisas, el estado de las escobillas, el funcionamiento correcto de las bombillas, sin olvidar llevar cajas de bombillas de repuesto y los elementos obligatorios que deben de contener el vehículo en caso de avería.

En referencia a la carga del vehículo, Norauto ha advertido del riesgo para la seguridad vial que supone un vehículo cargado incorrectamente o sobrecargado ya que se pierde el control del vehículo con mayor facilidad, aumenta la distancia de frenado y afecta negativamente a la eficacia de los sistemas de seguridad electrónicos.

También ha incidido en la peligrosidad de llevar el equipaje suelto en el maletero y sin red de separación. Por ello, aconseja sujetar bien la carga, utilizar la red de separación de alta resistencia, distribuir uniformemente la carga, además de apoyar la carga en la zona más adelantada contra la superficie fija del vehículo, para que no se desplace hacia la parte delantera.