No es una coincidencia, ni puro interés comercial, que Michelin se haya comprometido con Dakar desde 1982. El acuerdo firmado este año por tres ediciones de la prueba lo confirman. Michelin y el Dakar comparten valores comunes. El Dakar toma así un sentido particular para el fabricante francés.

A lo largo de los años, el Dakar ha figurado entre las pruebas de rallye-raid más renombradas del mundo. Actualmente, es la cita más importante de este tipo de carreras. Entre carrera de velocidad, de orientación, navegación, regularidad, capacidad de pilotaje sobre los terrenos más hostiles, el Dakar es una prueba compleja y completa.
La élite de los rallye-raids se da cita en la 35ª edición con 53 nacionalidades en la salida, con auténticas referencias en cada disciplina. En coche, Stéphane Peterhansel, Nasser Al Attiyah, Nani Roma o Carlos Sainz están entre los participantes más renombrados del planeta. En moto, el duelo entre Kurt Caselli y Cyril Despres se anuncia apasionante. En camión, Kamaz buscará un histórico liderato después de la victoria de Iveco en 2012.
En tanto que líder tecnológico en neumáticos, Michelin tiene la voluntad de acompañar a los más grandes lo más lejos posible. Estar al lado de los mejores proporcionándoles las últimas innovaciones para aspirar a un solo objetivo: la victoria. De esa forma, Michelin ha logrado un palmarés sin igual en rallye-raids: 29 victorias en moto, 15 en coches y otros 12 triunfos con la marca BFGoodrich. Un palmarés deportivo único, basado en un rendimiento sin fallos en las condiciones más extremas.