El Gobierno de La Rioja ha completado la instalación en un kilómetro de carreteras autonómicas de la nueva barrera de seguridad especial para motoristas y ciclistas, denominado Segurvital, realizado con neumáticos reciclados que evitan el efecto rebote y minimiza las lesiones por fricción.

La Rioja estrenó el año pasado este sistema de contención pionero en un tramo de la LR-254, entre Entrena y Lardero (160 metros). Desde entonces, se ha instalado en los tramos de vías regionales que registran una notable intensidad de tráfico de motoristas y ciclistas, como el LR-113 (en dos puntos, cruce hacia Arenzana de Abajo y en Viniegra de Abajo, junto a la Venta de Goyo); LR-115 (Autol); LR-250(Soto en Cameros, junto al mirador del Cañón del Río Leza); LR-253 (también en dos tramos, El Rasillo y Nieva en Cameros); y, por último, LR-341 (Sotés, 204 metros).

El consejero de Fomento y Política Territorial, Carlos Cuevas, ha visitado en Sotés uno de los ocho tramos de la red viaria regional que dispone de este novedoso dispositivo, junto con el director general de Obras Públicas y Transportes, Carlos Yécora; el alcalde de Sotés, Antonio Rodríguez; y los responsables de la empresa riojana Inoxmar Entreaceros, informa el portal Harodigital.com.

El quitamiedos se denomina Segurvital y aporta tres beneficios fundamentales: impide que el motorista o el ciclista accidentado sea despedido al centro de la calzada como consecuencia de la colisión; reduce la gravedad de las lesiones gracias a que absorbe la fuerza del impacto; y evita las posibles amputaciones o lesiones medulares que se pueden sufrir, ya que está adaptado y acoplado a los guardarraíles de las carreteras para garantizar que ninguna parte del cuerpo se golpee con los postes o se introduzca por algún hueco.

Este proyecto es fruto del trabajo de la empresa Inoxmar Entreacerox y ha supuesto una inversión de 1,2 millones de euros, con financiación de la Unión Europa y el Ejecutivo autonómico.