Recauchutados del Cantábrico, empresa perteneciente a Grupo Baldajos ha inaugurado una nueva planta en Langreo. Las nuevas instalaciones permitirán, según el gerente de la empresa Alejandro Díaz González, «ganar en capacidad de producción, disponer de un espacio más amplio que las anteriores e invertir en maquinaria de última generación».


La empresa arranca en esta planta con 23 trabajadores, que se incrementarán con cinco nuevos empleados próximamente con la implantación de un tercer turno de trabajo. La nueva planta ocupa 5.000 metros cuadrados de superficie y ha supuesto una inversión de 3 millones de euros aunque la empresa superará esta cifra y se acercará a los 4 millones cuando termine de desarrollar el proyecto previsto. La empresa tiene otras instalaciones en Avilés y Gijón.
A la inauguración de la nueva fábrica asistieron la alcaldesa de Langreo, María Fernández, el director de la Cámara de Comercio de Gijón, Langreo y Carreño, Félix Baragaño, Carlos Otero, director de camion para España y Portugal de Bridgestone y Steven Jackson responsable de Bandag Europa, así como empleados, clientes, y directiva de Grupo Baldajos. En representación de la Asociación Española de Neumáticos Reciclados, AER, asistió su secretario general Pedro Espinosa.
Grupo Baldajos abrió su primer taller en 1.952. 60 años después, de la mano de Bridgestone, Recauchutados del Cantábrico se dedica a la producción de neumáticos recauchutados para camiones, autobuses y en menor medida de furgonetas. Se ocupa de recoger los neumáticos de diversos talleres y flotas de Galicia, Asturias, Zamora, León, Valladolid, Burgos, Cantabria, País Vasco, La Rioja, Navarra, Cataluña y Baleares para su tratamiento.
Con motivo del comienzo de la construcción de estas instalaciones la empresa declaraba: "Con el fin de consolidar y mejorar nuestra fabricación de neumáticos recauchutados, se realiza la mayor inversión realizada hasta el momento. RDC inicia un proyecto para realizar unas nuevas instalaciones en el Parque Empresarial de la Moral en Tuilla-Langreo en una superficie de aproximadamente 5000m2, dichas instalaciones estarán equipadas con maquinaria de última generación BANDAG. Con ello se conseguirá obtener una máxima calidad de producto, mayor productividad, así como mejor gestión del propio negocio".