Futurosept2012.1Evitar el impacto entre ocupante del vehículo o proteger mejor a las personas ubicadas en las plazas posteriores son los objetivos de algunos de estos nuevos dispositivos airbags.

Texto: Raymond Blancafort

En materia de seguridad siempre se puede innovar, incluso en lo que a airbags se refiere. Además de los frontales, laterales - siempre me pregunto la razón por la cual los laterales traseros son casi una rareza y los frontales posteriores una especie de descubrir - y de cortina, comienzan a difundirse los airbags de rodilla, para proteger las rodillas del conductor de un posible impacto contra la columna de dirección o incluso la consola central.

Diversos fabricantes han probado el ‘airbag antisubmarining', que evita la posibilidad de que el ocupante del asiento deslice bajo el cinturón. Ahora Lexus, Ford, General Motors y TRW ha puesto a punto nuevos airbags, destinados a acrecentar los niveles de seguridad.

Uno de los elementos más interesantes reside en el airbag central delantero. En el caso de General Motors, el airbag central tiene como objetivo impedir que los pasajeros delanteros colisionen entre sí cuando se produce un impacto lateral.

Los cinturones de tres puntos, por su propia estructura, no impiden que el conductor pueda desplazarse lateralmente hacia la derecha y el acompañante hacia la izquierda, produciéndose así el encontronazo entre los cuerpos. De paso, además, impediría que el ocupante de la plaza trasera central pudiera llegar eventualmente a ‘colarse' entre ambos asientos delanteros. Este airbag va situado en el lateral del asiento del conductor. GM lo propone ya en tres modelos americanos: Buick Encave, GMC Acadia y Chevrolet Traverse.

Toyota ha desarrollado dos airbags nuevos, uno para el pequeño IQ, que se despliega tras las cabezas Futurosept2012.2de los pasajeros posteriores, y otro tipo central, pero atrás. El objetivo es el mismo que en el caso de GM: impedir que los ocupantes de las plazas posteriores se golpeen entre si hubiera un impacto lateral.

Estos airbags de Toyota y el de GM tienen un denominador común, pues han sido diseñados por la firma de equipamientos japonesa Takata.

Asimismo, pensando en los ocupantes de las plazas posteriores, Ford ha presentado un airbag ‘de cinturón'. Está situado en el propio cinturón de seguridad y debe proteger a los ocupantes de las plazas posteriores en caso de impacto frontal. Se activa en sólo 40 milisegundos y está pensado incluso para proteger a los niños si viajan en sus correspondientes sillitas.

De hecho, este airbag lo que hace es multiplicar por cinco la superficie de retención del cinturón y, por lo tanto, disminuir la presión que éste ejerce sobre el tórax de los pasajeros, sin por ello perder la mínima eficiencia. El Ford Explorer es el primer modelo en proponerlo y el nuevo Mondeo también podrá disfrutar de él.

Lexus ofrece en su deportivo LFA, de la misma forma, cinturones con airbag incorporado atrás y el nuevo LS también innova en este sentido: posee en los asientos posteriores un airbag ‘antisubmarining' que se activa en el impacto frontal.

TRW, por su parte, ha estudiado un nuevo airbag delantero para el acompañante que sale del techo y no del tablier. La idea es no tener que sustituir el tablier en caso de incidente, debido a que puede quedar inutilizable por la acción del airbag.