Un juzgado de Manresa ha dictado una sentencia pionera en nuestro país. La marca de neumáticos Pirelli tendrá que pagar algo más de 12.000 euros a un motorista que sufrió un accidente en el año 2008 causado por un reventón en la rueda delantera, comprada hacía menos de dos semanas.

El denunciante, que responde a las siglas J.B.R., reclamaba en principio una indemnización total de 31.935 euros, 28.577 euros en concepto de daños personales, y el resto en reparación de la moto. Pirelli, desde el primer momento, rechazó la demanda y acusó al accidentado de un mal uso del neumático.
Una vez analizados los informes periciales -que constataban que el reventón se produjo por un fallo de fabricación- , el juez ha condenado al fabricante italiano a indemnizar con 10.282 euros al motorista por los daños físicos, y a abonar otros 2.272 euros en concepto de reparaciones.

Vía | TodoCircuito.com