SIGNUS acaba de publicar su memoria de actividad de 2011. En los datos de la Memoria destaca que un año más SIGNUS continúa recogiendo por encima de su responsabilidad. Concretamente en 2011 se han gestionado 26.000 toneladas de neumáticos fuera de uso más de lo que le corresponde. Esta responsabilidad viene marcada por los neumáticos que declaran y financian los productores adheridos al Sistema y concretamente el pasado ejercicio ha supuesto un sobrecoste de cerca de cinco millones de euros.

El contexto económico en 2011 ha sido muy desfavorable para los objetivos de SIGNUS. La reducción del consumo ha provocado una fuerte caída de la venta de neumáticos nuevos de reposición en todas las categorías, disminuyendo, por tanto, los ingresos por las declaraciones de puesta en el mercado. Por otro lado, ha aumentado de manera importante la re-expedición al extranjero de neumáticos nuevos que habían sido puestos por primera vez en el mercado de reposición español por sus productores, al no existir suficiente demanda interna. Esto ha supuesto un descenso en las declaraciones netas de los productores adheridos de un 7,7% respecto a 2010.

Más que nunca, si cabe, por la difícil situación por la que atraviesa el sector a causa de la crisis, SIGNUS continúa preocupado por descubrir y promover nuevas vías de valorización que se sostengan por sí mismas y permitan asegurar el futuro de la cadena de valor de los neumáticos usados.