Magna, proveedor de diversos sistemas y componentes electrónicos para automoción, ha ampliado sus operaciones en México con una inversión de 41 millones de euros en sus plantas de Acuña, Sabinas, Ramos Arizpe y Saltillo, que se verá concretada en los próximos tres años. La inversión anunciada se aplicará para la expansión, consolidación y fabricación de líneas de producción de la empresa, lo que generará un total de 180 nuevos empleos, específicamente ingenieros en robótica.

"Esta inversión significa la posibilidad de concretar la alianza con Magna, no solamente es una inversión importante en dólares y empleo, sino que por su naturaleza, nos garantiza que Magna va a seguir creciendo en nuestro Estado", declaró el gobernador Moreira Valdez.