El cepo importador que llevó adelante el secretario de Comercio Interior de Argentina, Guillermo Moreno, tuvo consecuencias no deseadas. Ya es difícil conseguir algunos bienes en la Argentina porque no son producidos localmente o porque quienes lo importaban no tienen autorización para hacerlo, y además ha provocado que en algunos sectores aumenten los robos.

Según el último trabajo del Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), empresa dedicada a la investigación, experimentación y análisis de la seguridad vial y automotriz y de acuerdo a una evaluación semestral, se incrementó el robo de recambios, con un aumento del 18,3% entre enero y –junio de 2012–. Y en el 70% de los casos es que se reconoce el robo de al menos una rueda.

Aquí, los 10 modelos que concentran mayor robo de ruedas son el Volkswagen Golf (8,4%), Toyota Hilux (5,1%), Peugeot 207 (4,5%) y 206 (4%), Chevrolet Corsa (3,5%), Ford KA (3,3%) y Ranger (3,1%), Peugeot Partner (2,9%), Renault Sandero (2,6%) y Chevrolet S-10 (2,3%).

Una diferencia importante entre el robo total y el parcial es que, en el primero de los casos el 60% de los hechos delictivos denunciados se concentran en la zona del Gran Buenos Aires, mientras que en el segundo, el 53% sucede en el Interior del país, zona que presenta solamente un 20% del robo total de vehículos.

En este contexto, la compañía Industrial Cord ha anunciado que fabricará neumáticos para motos, por primera vez tras 25 años. Lo hará desde 2013 para abastecer el mercado local y también exportar a la región, tras llegar a un acuerdo con Continental.

Desde hace décadas, Imperial Cord, con plantas en Entre Ríos y en Buenos Aires, se dedica a la fabricación y comercialización de neumáticos para bicicletas y la decisión de montar una planta para calzar motocicletas rompe con un cuarto de siglo de ausencia de ese tipo de producción en la Argentina. Lo hará desde el primer cuatrimestre del año próximo, tras llegar a un acuerdo con la firma Continental.