Matthias Wissmann, presidente de la patronal alemana del automóvil (VDA), ha declarado que "Europa debería encontrar rápidamente una estrategia común para resolver la crisis de deuda". Esta afirmación hay que enmarcarla en el contexto de la caida de ventas de vehículos en Alemania y las bajadas en las exportaciones y en la producción.

En mayo las ventas de automóviles en Alemania, 290.100 unidades, cayeron un 5 %  respecto de mayo de 2011. En los cinco primeros meses, el mercado se ha estancado con 1,33 millones de unidades.

En lo que se refiere a la producción en mayo se han fabricado 347.600 automóviles, un 13% menos que hace un año, lo que supone que la producción baja un 2% y se sitúa en 1,81 millones de unidades.

La debilidad del mercado europeo ha provocado el retroceso de las exportaciones alemanas de coches, que en mayo bajaron un 17%, con
450.000 unidades, y en los cinco primeros meses descienden un 2%, con 2,37 millones de unidades.