Las ventas de automóviles en México disminuyeron un 6% en junio, respecto al mismo mes del año anterior, mientras que el porcentaje de caída se sitúa en el 8,4% en el acumulado del año. También el mes pasado se fabricaron un 0,8% más de vehículos ligeros y crece un 0,7% en el acumulado de 2018, según recoge el Diario Milenio.

Durante los cuatro primeros meses del año, el saldo de la balanza comercial de la industria mostró un superávit de 25.729 millones de dólares, un 18% más respecto al mismo periodo del año anterior. En el primer trimestre de 2018, la industria del automóvil representó el 2,9% del PIB de México y el 18,3% del PIB manufacturero del país.