El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, quiere reflotar el acuerdo bilateral sobre la industria de automoción. Si todo marcha correctamente, Peña Nieto podrá anunciar que retoma la relación comercial con la Argentina, maltrecha desde que Buenos Aires decidiera cancelar el acuerdo debido a la negativa de su socio de renegociar el contrato.


Las organizaciones que representan a las empresas de ambos paises, la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa) y la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), están negociando cupos, tal cual reclamaba la Argentina, en un acuerdo similar al que logró renegociar Brasil meses antes que se cayeran las negociaciones con Buenos Aires. Brasilia había logrado introducir una fórmula que implicaba siempre una menor importación respecto del promedio de los tres años anteriores.