Para el cierre del presente año, Robert Bosch México espera crecer en sus ventas locales entre un 10 y un 15%, para lo cual invertirá 100 millones de euros y supondrá aumentar su plantilla de 8.500 empleados en un 5%. Asimismo, se tiene la decisión de producir más componentes en este país.

Eduardo Watty, director de la división Automotriz de Robert Bosch México, dijo que entre los productos que fabricará Robert Bosch en el país azteca, se puede citar al sistema Start/Stop, alternadores o bombas de gasolina, entre otros.

Asimismo, Sergio Aguilar, director de la división de Mercado de Repuesto, dijo que actualmente la compañía ofrece 3.000 nuevos productos, entre ellos filtros, pastillas y discos de freno. Y que, por supuesto que la firma continuará su ofensiva en la creación de más talleres y centros de servicio especialistas en diésel.

Robert Bosch cuenta con 8 plantas productoras en México, distribuidas en Mexicali, Ciudad Juárez, Saltillo, Monterrey, San Luis Potosí, Toluca, Aguascalientes, y Sonora, y con unas oficinas corporativas en la capital del país.