AKKA ha sido la empresa de ingeniería elegida, junto a Microsoft, para desarrollar el primer vehículo autónomo de nivel 5 (con autonomía total) de la compañía Iconiq Motors, que será presentado en la Expo 2020 en Dubai.

Así lo confirmó el presidente de Iconiq Motors, Alan Wu, en el Salón del Automóvil de Ginebra, donde reveló el nombre del nuevo vehículo autónomo, Iconiq L5 y los principales retos a los que se enfrenta esta asociación tripartita. En palabras de Luis Santiago, director general de AKKA en España, “el principal objetivo de este proyecto es hacer realidad la tecnología sin conductor de una forma mejorada en la nube mediante inteligencia artificial y soluciones conectadas”.

El papel principal de AKKA en este proyecto será aportar su experiencia en tecnologías conectadas, software, componentes electrónicos conectados, así como el diseño e integración de los elementos en el vehículo. La presentación oficial del Iconiq L5 está prevista para la Expo 2020 de Dubai aunque, antes de su debut, el vehículo se someterá a pruebas en China y en Masdar Smart City de Abu Dabi.