Delphi-convertible-PC-diagnLa información es la clave para una diagnosis completa: los equipos más comunes son capaces de identificar los síntomas del problema, pero necesitan herramientas adicionales para encontrar la causa y tomar las medidas correctivas adecuadas.

Su objetivo debe ser ofrecer al mecánico una solución que permita localizar y reparar una avería en el menor tiempo posible y de la forma más segura y fiable. No en vano, estos equipos han sido diseñados siguiendo muy de cerca la propia evolución de los sistemas del vehículo.

Presentan la capacidad de diagnosticar con éxito más del 80 % de los vehículos, un excelente dato para los talleres independientes multimarca, pues en la actualidad es inviable el acceso a la costosa maquinaria que sería necesaria para cubrir el parque total.

Además, los actuales vehículos, más modernos, complejos y con una mayor participación de la electrónica en los sistemas, han hecho variar el método de trabajo del mecánico tradicional. Ya no es suficiente un simple polímetro o un sencillo lector de códigos DTC para abordar la tarea.

Ahora es necesaria una formación técnica adecuada para interpretar los datos, aunque también es preciso que el taller ponga a disposición un servicio de posventa profesional por parte del fabricante del equipo y una línea de asistencia técnica.

“La electrónica del vehículo suele representar la mayoría de las reparaciones que se llevan a cabo en el taller. Puede resultar todo un reto identificar el motivo del problema y localizar el recambio correcto”, expresa Gaël Escribe, vicepresidente de Delphi Product & Service Solutions.

A lo largo de los últimos años hemos presenciado la llegada de un importante número de marcas especializadas en la diagnosis. Esto ha provocado una enorme competitividad, favoreciendo al potencial comprador. Además, muestra una gran evidencia: el presente y futuro de la reparación pasan por el diagnóstico.

Recalcar que la normativa Euro 5 ha sido clave para que el operario pueda finalizar la reparación cuando sea necesario Composing_KTS_340_plus-RB_creprogramar la centralita. Hace apenas dos años, el usuario se veía forzado a recurrir al concesionario oficial o enviar al propio cliente al concesionario.

Sus funciones

Los equipos de diagnosis de hoy en día, más intuitivos, destacan por su sencillez de uso y la amplia documentación técnica que incorporan. Se adaptan, asimismo, a la mayor parte de los sistemas del vehículo, son capaces de codificar componentes y actualizarse de cara a los constantes cambios tecnológicos.

“Un buen equipo de diagnosis multimarca tiene que ajustarse lo más posible al oficial, en cuanto a parámetros, ajustes y codificaciones”, asevera Delphi. Sin embargo, debe mantener del mismo modo una uniformidad en la forma de trabajo para las distintas marcas.

Deben también ser rápidos y fiables, es decir, con lectura y cancelación de averías, visualización de parámetros de equipamiento, estado de las centralitas, regulaciones, programaciones, apagado de testigos de mantenimiento para los cambios de aceite y pastillas de freno, programa de revisiones periódicas,…

Los mejores equipos disponen además de:

-         Auto-alimentación y amplia conectividad sin cables (wireless).

-         Información técnica integrada.

-         Búsqueda automática de sistemas de gestión y detección de averías.

-         Soporte online desde el propio instrumento para acceder a una potente base de datos.

-         El protocolo Pass-Thru, para que gracias a la norma Euro V cualquier taller libre pueda acceder al servidor del constructor para descargar información.

Sin duda, el futuro a corto plazo, augura Launch, está en la red: Internet va a aportar un valor añadido a todos los equipos de diagnosis que se puedan conectar en tiempo real, para buscar información, actualizándose de forma automática, diagnosticando online con un call center y mucho más.

JalTestEquipmentPadTambién se está trabajando en la conectividad de distintos productos entre sí, como puede ser el caso de un equipo de diagnosis y un alineador de direcciones. Esta conectividad hasta hace poco no era necesaria, pero la tecnología del vehículo actual va a provocar que esto sea muy importante en poco tiempo.

Mercado actual

El sector, como es bien sabido, se está viendo afectando por la crisis. En palabras de Delphi, el problema se magnifica cuando hablamos del efecto de esta crisis en productos de diagnosis, pues se trata de una herramienta que adquiere el taller como inversión a medio plato y que, como es habitual, es lo primero que se prescinde en situaciones difíciles.

Para Launch, por el contrario, los productos de diagnosis son equipos necesarios e imprescindibles en el taller moderno. Debido a la continua evolución del vehículo, cada vez hay más talleres con dos, tres e incluso cuatro equipos. Por ello, “la crisis no ha afectado tan directamente a esta familia”.

Una posición pareja muestra Cojali, debido a que “la diagnosis sigue siendo un producto demandado”, antes de pronosticar que el mercado está asegurado: no es un producto que vaya a desaparecer, sino que pasará a ser un equipo personal y no uno para toda la empresa.

“Un problema actual - prosiguen - son empresas que en su momento hicieron la inversión para comprar equipos y ahora recortan en los servicios posventa”. Esto es un error, opinan. Cojali ha doblado los esfuerzos para mejorar los servicios, visitando más a los usuarios para atenderlos de una forma más personalizada.

Bosch advierte que la diagnosis eléctrica no ha sido una excepción al complicado año 2.012. En general, afirman, los precios se han mantenido, pero es cierto que los fabricantes hemos intentado lanzar al mercado campañas más atractivas para atraer la inversión en equipos. “Al igual que el pasado año, continúan los problemas de financiación en los talleres”.

Texa alega que este segmento debería estar en un buen momento porque existen muchos talleres que deben evolucionar hacia soluciones actuales que les faciliten la labor. No obstante, prosiguen, por el efecto transversal del fenómeno “eco-anímico” llamado crisis, el mercado está en situación de ralentí.

SPX nos desvela que este mercado crece a un ritmo del 6 % anual. La coyuntura está afectando, pero el usuario de todas formas sigue necesitando estos equipos debido a la constante aparición de nuevas tecnologías. También la gran variedad de sistemas a menudo obliga al taller a tener un segundo equipo de diagnosis.

Futuro de oportunidades

La mayoría de empresas cuestionadas vaticinan un buen futuro para este segmento lleno de oportunidades, sobre todo para aquellas con capacidad de inversión y continua mejora. “En diagnosis lo de ayer no vale, el presente pasa rápido y el futuro llega a una velocidad de vértigo”.

Los propios fabricantes de vehículos están cada vez más concienciados por los problemas de seguridad y ecología. Por ello apuestan por el uso de las últimas tecnologías para crear nuevos productos, más limpios y seguros. “Hemos escuchado a nuestros clientes: su necesidad de simplificar la reparación de los componentes”, expone Delphi.

La diagnosis y la formación son claves para el crecimiento del sector independiente: los fabricantes de equipo original saben, al misp00865_0232mo tiempo, que deben proporcionar al taller independiente toda la herramienta y formación para poder seguir desarrollándose.

Determinante es contar con un producto que se adapte a las necesidades del taller, con una amplia cobertura en marcas y modelos, con una actualización continua y buen servicio posventa. “Si cumple esos requisitos tiene el futuro asegurado, incluso en momentos complicados como los actuales”.

El mercado de la diagnosis está muy ligado a las nuevas tecnologías, con la aparición constante de equipos que aportan nuevos avances para hacer más fácil el trabajo al taller. Otra tendencia apreciable es ofrecer equipos de diagnosis para todo tipo de vehículos, no sólo turismos. Es el caso del KTS Truck de Bosch.

Los avances más significativos se encuentran en la posibilidad de realizar ajustes y codificaciones en los equipos de diagnosis multimarca que antes eran exclusividad del equipo original. “Esto hace a los equipos multimarca cada vez más competitivos”.

Entre los más optimistas, SPX, que vaticina un futuro alentador, ya que este tipo de equipos cada vez van asumiendo más funciones en la reparación y mantenimiento del vehículo. “La necesidad va en aumento”, concluyen. Cojali, mientras, hace autocrítica: es el momento de ser más profesional, más exigente con uno mismo y más cuidadoso con todos los detalles.