Volkswagen y Microsoft establecerán una alianza estratégica para desarrollar el futuro tecnológico del fabricante de vehículos. El objetivo es crear la nube “Volkswagen Automotive Cloud”, que pretende convertirse en uno de los sistemas más potentes de servicios y de movilidad del mundo del automóvil, capaz de ayudar tanto al usuario particular como a los administradores de flotas.

El Grupo Volkswagen se ha comprometido a seguir adelante con su transformación digital “a toda velocidad”, y quiere dar un “paso decisivo” para convertirse en un proveedor de movilidad con flotas totalmente conectadas y vehículos completamente adaptados al mundo de internet, informa La Vanguardia.

A partir de 2020, más de cinco millones de vehículos nuevos de Volkswagen aparecerán cada año con sistemas digitales y serán parte del Internet de las Cosas. El acuerdo con Microsoft ayudará a establecer las bases para combinar la experiencia de Microsoft para completar este proceso de transformación.

Las dos empresas desarrollaran las bases tecnológicas para que, en el futuro, estos vehículos nuevos del Grupo Volkswagen, formen parte de una plataforma común (One Digital Platform, ODP, en inglés). Todo ello se construirá sobre el sistema de la nube Azure de Microsoft.

Además, a través del Volkswagen Automotive Cloud, la nube propia de la casa, se optimizarán las interconexiones de los vehículos y se desarrollarán nuevos servicios que cada vez estarán mejor orientados a los usuarios y a sus necesidades, gracias a la capacidad que tendrán los coches del futuro para conectarse con su entorno y con la nube para prestar nuevos servicios que faciliten la movilidad de cualquier usuario.