La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC) y las empresas fabricantes de automóviles en España (Renault, SEAT-Volkswagen, Ford, PSA, Iveco, Daimler, Nissan y Opel) han dirigido una carta a las ministras de Industria, Reyes Maroto, y de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para trasladarles su “enorme preocupación” por la “orientación que está tomando el debate” sobre los nuevos objetivos para la reducción de emisiones de CO2 de los vehículos turismos y comerciales ligeros.

En este sentido, la preocupación de la industria se ha acentuado con la votación celebrada en el Parlamento Europeo, el pasado 4 de octubre, de una propuesta del 40% de reducción sobre los objetivos de emisiones de 2021, “que excede de manera muy significativa los objetivos propuestos por la Comisión Europea”.

Con este marco y ante la discusión que se va a producir el 9 de octubre en el seno del Consejo de Ministros de Medio Ambiente, “los fabricantes de automóviles, a nivel nacional, queremos volver a solicitar tu colaboración para tratar de alcanzar, en la medida de lo posible, un equilibrio razonable entre la consecución de los objetivos medioambientales, con los que estamos absolutamente comprometidos, y el mantenimiento de la competitividad de la industria de automoción española, sobre la base de una transición ordenada y no forzada que minimice los posibles efectos adversos”, aseguran en la carta.

La industria española solicita a las ministras que, de cara al posicionamiento de España, se establezca “un objetivo de reducción de emisiones de CO2 razonable y un paquete de medidas de flexibilización que ayuden a la consecución de este objetivo”. En este sentido, las firmantes consideran que es prioritario que la reducción de emisiones de CO2 no vaya más allá del objetivo del 30% planteado en la propuesta de la Comisión Europea.

Esta meta ya es “muy ambiciosa”, con lo que “parece desproporcionado que se estén discutiendo niveles de reducción aún más ambiciosos” y que serán “muy complicados de alcanzar sin asumir unos costes económicos y sociales muy importantes”. “Los impactos en términos de empleo de unos objetivos demasiado ambiciosos serán particularmente perjudiciales en los países más industrializados, como España”, afirman en la misiva.

Por otro lado, la industria considera necesario que se incluya un paquete de medidas de flexibilización que ayuden a la consecución de los objetivos. Entre sus propuestas, se incluye que se incentiven los vehículos híbridos enchufables; que no se introduzca un sistema de penalización para los fabricantes que no alcancen las cuotas de vehículos bajas y cero emisiones; y que se diferencie “el nivel de ambición entre los vehículos turismos y los comerciales por presentar barreras técnicas y de uso diferenciadas”.

Los firmantes de la carta son José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC y presidente del Consejo de Administración de Renault España; Luca de Meo, presidente del Comité Ejecutivo de SEAT y presidente del Consejo de Administración de Volkswagen Group España Distribución; Jesús Alonso, presidente y consejero delegado de Ford España; Christophe Mandon, director general Comercio Grupo PSA para España y Portugal; Jaime Revilla, presidente y consejero delegado de Iveco España; José Luis López - Schümmer, representante general Daimler para España, Portugal e Iberoamérica; Genís Alonso, consejero director general de Nissan Motor Ibérica; Antonio Cobo, director general de Opel España S.L.U; y Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC.