La Asociación de Reparadores de Automóviles de la Provincia de Cádiz (Asoreca) ha conseguido, a través del Grupo Socialista, la aprobación en el Congreso de su propuesta de petición de certificado o factura expedida por taller homologado para reparaciones en vehículos rechazados por defectos graves en ITV.

Ante los medios de comunicación, la diputada en el Congreso por la provincia de Cádiz, Miriam Alconchel, se reunió, el 3 de julio, con representantes de Asoreca la iniciativa socialista aprobada en la Comisión de Seguridad Vial, en la que se recogen medidas importantes para contribuir a la lucha contra la proliferación de talleres clandestinos. “El PSOE estará vigilante para que el Gobierno cumpla el mandato del Congreso”, aseguró la diputada.

En la proposición no de Ley también se recoge otra de las peticiones del sector, como es la inclusión de documentos acreditativos de talleres de reparación de vehículos habilitados como consecuencia del trámite desfavorable en la ITV. Además, se exige al Gobierno a retomar el Plan PIVE o dotar de mayor presupuesto al Movea, ya que a través de los incentivos en la adquisición de vehículos se podrá mejorar el parque móvil y, en consecuencia, la seguridad vial en las carreteras.

“Cuando empezamos a plasmar nuestras inquietudes no sabíamos ni cómo hacerlo, pero tuvimos la suerte de que uno de nuestros asociados contactara con Juan Cornejo en Medina y ya se pusiera en marcha una estrategia para llevar nuestras demandas a todas las instituciones”, explicó, por su parte, Félix Moreno, portavoz de Asoreca, quien agradeció que Noelia Ruiz lo defendiera en el Parlamento y Miriam Alconchel haya arrancado el apoyo de los grupos políticos en el Congreso a esa iniciativa, “cuya importancia cae por su propio peso”.

“Es una medida de sentido común, así que no entendemos que no haya habido unanimidad”, señaló Moreno ante los medios citando la abstención del Partido Popular y expresando su temor a que ésto indique falta de voluntad política para poner en marcha las medidas aprobadas. El portavoz también quiso dejar claro que no pretenden cerrar ni un taller, sino atraerlos para que lo hagan con los medios adecuados, ofreciendo el asesoramiento desde Asoreca para casi el centenar de talleres que quieran pasarse a la legalidad.

“No nos vamos a quedar en el seguimiento a las iniciativas de control e impulso de la acción del Gobierno. A partir de esta iniciativa, seguiremos presentando otras propuestas puntuales que vayan desarrollando los múltiples aspectos para proteger a este sector que realiza una tarea responsable y necesaria”, concluía Félix Moreno, insistiendo en que “estarán encima de que se lleve a cabo ese cambio de la legislación para que se compatibilicen competencias, se desarrolle ese plan y el Gobierno amplíe el margen de financiación para renovar el parque móvil”.

Representantes de la Ejecutiva del Grupo Socialista que han apoyado la medida intervendrán en la Asamblea General de Asoreca, que se celebrará el próximo 7 de julio. La asociación aglutina a más de 300 talleres repartidos por la provincia, un sector del que viven, según estima, más de 1.500 familias y a los que se suman también la red de concesionarios Coauto, con más de 60 establecimientos asociados.