El revestimiento de techo interior es un tipo de guarnecido que cubre el panel de techo por la cara interior del mismo. Sus funciones son tres: embellecer el habitáculo del vehículo, contribuir a la insonorización dentro del coche y favorecer un mayor aislamiento térmico en el interior del automóvil.

El revestimiento de techo está formado por una pieza de cartón duro que queda tapizada en su cara vista con una tela. Por la cara no vista, integra un adhesivo insonorizante que le permite quedar adherido al propio panel de techo metálico, informa Loctite en un nuevo post del Blog Ruta 401.

Tras el paso del tiempo, existe la posibilidad de que la tela de revestimiento se despegue y genere descuelgues en forma de bolsas de aire, con el perjuicio estético que ello supone. Solventar este inconveniente cuando empieza a producirse el despegado de la tela evita que el problema vaya a más y que en un futuro pueda repercutir en un coste mayor de la reparación.

El artículo técnico completo se puede leer pinchando AQUÍ.