La reparación de plásticos es una tarea que actualmente ya forma parte del día a día de un taller. El incremento de los materiales sintéticos en la fabricación de carrocerías, y una gama de productos específicosde calidad y perfeccionada, constituyen los dos motivos principales que justifican este aumento, según recoge un artículo técnico del Blog Ruta 401 de Loctite.

Por otro lado, el coste de algunos elementos plásticos de la carrocería es bastante elevado, con lo cual los plásticos implicados de forma frecuente en siniestros puedan ser reparados sin necesidad de ser sustituidos. Esto supone una reducción del coste para las compañías de seguros y un aumento de horas de mano de obra para el taller.

El proceso operativo genérico de reparación de fisuras con adhesivos de 2K que se ha de seguir para obtener el mejor resultado es el siguiente:

• Preparar todo el utillaje y productos necesarios.

• Limpiar y desengrasar la zona de actuación para eliminar restos de grasas, etc. con un producto. Es conveniente que el limpiador utilizado sea específico para plásticos, de esta forma no existe riesgo de atacarlo químicamente y se reduce la carga eléctrica estática. Un limpiador como TEROSON VR 20 es una gran opción por su compatibilidad con los plásticos de la carrocería y su óptimo poder desengrasante.

• Analizar el daño para valorar la rentabilidad de la reparación frente a la sustitución y para asegurarse de que se encuentra en una zona apta para la reparación.

• Si el plástico dañado es un termoplástico, hay que verificar si existe deformación sobre la zona colisionada. Si fuese así, es preciso conformar el plástico con la pistola de calor hasta devolverle su forma original.

• A continuación, hay que taladrar el final de la grieta con una broca de 3 mm para cortar el avance de la fisura. Este paso es de suma importancia, ya que de no ajustar bien el taladro al extremo final de la grieta, con el tiempo volverá a aparecer. Es por ello que, antes de taladrar la fisura, es recomendable palanquear ligeramente el plástico sobre la grieta para que se abra y muestre claramente el final de la misma.

• Realizado el taladro, se bisela la grieta y el taladro practicado con el objetivo de crear una buena base para que la superficie de adhesivo en contacto con el plástico sea mayor y aumente la resistencia de la reparación. Para ello, es necesario utilizar un rotalín y una fresa rotativa cónica o semiesférica. También se puede usar un taladro con mini disco abrasivo P-36 o una lijadora de banda. El biselado debe formar un ángulo de unos 30º y se efectuará sobre una o ambas caras dependiendo del espesor que presente el plástico.

• Opcionalmente se pueden practicar varios taladros de 3 mm a ambos lados de la grieta. Con ello, se pretende generar un efecto cosido al introducirse el adhesivo sobre los mismos. En el caso de hacer estas perforaciones adicionales, también sería conveniente realizar el biselado de los mismos.

• Eliminar con un cúter o rasqueta las rebabas residuales de plástico que hayan podido quedar sobre la fisura y los taladros.

• Efectuar el lijado de las zonas en las que se va a depositar el adhesivo: la superficie biselada con un grano P-80 y su periferia con un grano P-120 (un grano más grueso puede agredir en exceso al plástico y hacer que los productos posteriores no lo cubran). El lijado va a permitir una mejor adhesión del bicomponente y de los productos de fondo que posteriormente se apliquen.

• Soplar la superficie y desengrasarla nuevamente.

• Llevar a cabo la activación de la superficie con un promotor de adherencia que favorezca el agarre del adhesivo. Una imprimación para plásticos como TEROSON AE 150 es una solución perfecta para cumplir este cometido.

• Una vez transcurrido el tiempo de evaporación de la imprimación, colocar el refuerzo en la cara internade una de las siguientes opciones:

1. Colocar malla textil autoadhesiva. Se corta un trozo sobredimensionado y se coloca sobre la grieta de forma que quede bien repartida sobre la misma. Por un extremo debe quedar ajustada al borde del plástico o sobresalir ligeramente, y por el otro sobrepasar el taladro efectuado 1 cm aproximadamente.

2. Reforzar con parche termoplástico autoadhesivo. En este caso, no es necesario ni biselar la cara interna ni aplicar adhesivo en esta cara.

3. Soldar grapas metálicas sobre la grieta utilizando el soldador o termograpador específico. En este caso, tampoco sería necesario biselar la fisura por su cara interior, siendo la aplicación del bicomponente opcional.

• Escoger el adhesivo que se considere oportuno. El adhesivo puede aplicarse a espátula o a pistola de extrusión. Los más comunes en el taller de carrocería son los aplicados a pistola, ya que la mezcla se realiza de forma sencilla a través de una cánula que asegura la homogeneidad de la misma, y elimina la aparición de poros.

Dentro de los bicomponentes a pistola se pueden utilizar los adhesivos convencionales, como TEROSON PU 9225, caracterizados por una vida de la mezcla más lenta, los rápidos, como TEROSON PU 9225 SF, que reducen este tiempo hasta los dos minutos, y los ultrarrápidos, como TEROSON PU 9225 UF ME que lo disminuyen hasta el minuto.

• Colocar o sujetar con la mano una lámina de polietileno o acetato en la cara frontal que limitará el rebosamiento del adhesivo. De este modo, la posterior aplicación por la cara externa se realizará más cómodamente.

• Aplicar el adhesivo por la cara interna del plástico cuando el tipo de refuerzo escogido lo requiera.

• Alisar con espátula el adhesivo depositado, y a continuación colocar y presionar suavemente otro pedazo de polietileno o acetato. Con ello, se evita la formación de bolsas de aire, se incrementa la resistencia del adhesivo, y se mejora el aspecto de la reparación.

• Retirar las láminas de acetato o polietileno cuando haya secado el adhesivo.

• Proseguir con la aplicación del adhesivo en la cara externa actuando del mismo modo que en la cara interna. En este caso el acetato o polietileno, además, permitirá que la superficie quede más lisa para facilitar el lijado. Se ha de aplicar un poco más de adhesivo del requerido para la nivelación superficial de la pieza con la finalidad de compensar las mínimas mermas que se puedan generar tras el curado del adhesivo.

• Cuando haya secado el adhesivo, iniciar el lijado con grano P-120 y seguir la técnica de lijado adecuada para afinar el grano, conseguir el mejor acabado y evitar la aparición de rayas en capas posteriores.

• Soplar, desengrasar y activar la superficie si fuese requerido.

• Aplicar una masilla específica para plásticos como TEROSON UP 250.

• Lijar la masilla y restituir las capas de pintura restantes para conseguir que la reparación no se aprecie y se consiga el mejor acabado posible.

El artículo completo se puede leer pinchando AQUÍ.