La 35ª edición de AutoRetro Barcelona, que se celebra del 18 al 21 de octubre, suma este año a la exposición comercial un programa de actividades paralelas marcado por la acción, el espectáculo y el reconociendo a empresas y marcas que contribuyeron al desarrollo industrial de la ciudad de Barcelona en la década de los 50.

Cerca de 50.000 metros cuadrados de Fira de Barcelona-Montjuïc, distribuidos entre los palacios 1 y 2 y la plaza del Universo, será la superficie de este escenario dedicado al motor clásico. Más de 250 expositores procedentes de España y diversos países europeos, más de medio millar de vehículos (automóviles y motocicletas) clásicos y miles de referencias en piezas, accesorios, complementos, objetos vintage, etc. conformarán los elementos básicos del espacio comercial del Salón.

El segmento del automóvil clásico contará en esta edición con la participación de las firmas Bentley y Ferrari Classiche, que presenta sus servicios de autentificación para Cataluña, que se suman a Porsche y Mercedes con tradición ya en este certamen. La presencia de restauradores y comercializadores independientes garantizará la disponibilidad de unidades de firmas como Aston Martin, Hispano Suiza, Jaguar, Bugatti, Rolls Royce o productos populares como SEAT, Renault, Citroën, etc.

Por su parte, el mundo de las dos ruedas estará representado por las principales empresas de este segmento con unidades de preguerra y clásicas de marcas como Harley Davidson, Montesa, Ossa, Ducati, Lambretta, Vespa, Norton, Bultaco, Honda, Lube, etc.

La oferta comercial de AutoRetro se completa con el área de Automobilia y el espacio Car&Bike Corral, dedicado a la compra-venta entre particulares de vehículos, automóviles y motocicletas, anteriores a 1990, una sección que este año crece por el incremento de la demanda de participación.

Por otro lado, las principales novedades de esta edición se encuentran en el programa de actividades y buscan una mayor interacción del propio evento con los aficionados y los coleccionistas. Así, en el Moving Show, que tendrá lugar en el pabellón 1 de Fira, y sobre un circuito de exhibición, rodarán automóviles y motocicletas que son historia viva de la automoción. Por su parte, el Concurso de Elegancia reunirá a más de una veintena de automóviles clásicos de colección, un abanico de vehículos selectos y exclusivos con los que se homenajeará a los pioneros de AutoRetro.