Se estima que un 40% de los europeos son sensibles a los alérgenos suspendidos en el aire y el número aumenta cada año, pero el polen no es el único culpable. Los gases y partículas que se encuentran en la contaminación del aire también afectan a la salud de los conductores. Por este motivo, resulta fundamental que los actuales filtros de habitáculo ofrezcan protección a todos los ocupantes frente a contaminantes perjudiciales, gases, olores y partículas microscópicas suspendidas en el aire.

El nuevo nivel de protección frente a contaminantes y partículas nocivas suspendidas en el aire proporciona, según Sogefi, la mejor protección posible a los ocupantes, ya que se ha concebido para impedir la entrada de partículas y alérgenos en el vehículo. Presentado en Automechanika 2018, Cabin3Tech es un filtro de aire innovador que estará disponible para el Aftermarket bajo las marcas Purflux, FRAM y Tecnocar. Incluye tres capas que garantizan una protección óptima:

1. Filtración preliminar con una media filtrante sintética, diseñada para capturar y retener algunas de las fuentes principales de alérgenos suspendidos en el aire: polen y partículas de polvo (10-100 micras).

2. Capa de carbón activo, que utiliza la cáscara de coco de alta calidad y que absorbe olores y gases perjudiciales (Tolueno, N-butano, NO2, SO2), que pueden causar dolores de cabeza, irritación y tos.

3. Capa electrostática con tecnología "Melt-blown", que atrapa partículas diminutas como el polvo ambiental, el polen y los residuos de freno. La eficiencia de retención de partículas de 2,5 micras (20 veces más pequeñas que un cabello humano) es de un 98,8%. Estas partículas pueden introducirse en los pulmones y causar irritación. Además, se ha demostrado que producen o agravan enfermedades crónicas como el asma, la bronquitis u otros problemas respiratorios.

La gama de productos Cabin3Tech de Sogefi consta de 56 referencias que dan cobertura a 150 millones de vehículos del parque automovilístico europeo.