CarGurus, que acaba de lanzar su página web en España, ha utilizado su experiencia en el mundo del automóvil y un toque de humor para reunir en una lista a los automóviles que cuentan con los mejores atributos para combatir una “apocalipsis zombie”. Hummer H1, Toyota Land Cruiser, Cadillac Fleetwood Sixty Special Brougham, Zenvo ST1 y Ford Mondeo Familiar forman este ranking, muy apropiado para Halloween.

- Hummer H1. Con su imponente parrilla frontal, tiene la capacidad de abrirse camino entre una multitud de zombies y llegar a cualquier lugar. También es perfecto para cruzar cualquier montaña o río que se cruce en el camino de los humanos en caso de que necesitemos escapar de una muchedumbre de muertos vivientes. Además, su tamaño garantiza seguridad y tiene espacio de sobra para cargar con todo lo necesario para sobrevivir.

- Toyota Land Cruiser. Este modelo es tan fuerte como un buey, y cuenta con algunos detalles de lujo que harán más cómoda la vida humana mientras escapamos de los zombies. Además, tiene unas tremendas capacidades off-road para desplazarnos tanto en carretera, como fuera de ella.

- Cadillac Fleetwood Sixty Special Brougham. Un largo capó es el arma perfecta para eliminar zombies. Y no existen muchos capós más largos que el del Cadillac Fleetwood Sixty Special Brougham, que, con sus 5,9 metros, es uno de los coches con más longitud que se han fabricado. Además, esto supone disponer de amplias zonas para amontonar zombies y que salgan despedidos en la típica maniobra de giro en J de las películas del género. Y lo que es más, el completo equipamiento y el confort de marcha del Fleetwood permitirán al conductor asustado huir en un entorno cómodo y lleno de lujos.

- Zenvo ST1. Su frontal con aspecto enfadado es lo suficientemente aterrador como para que incluso el zombi más hambriento de sangre se eche para atrás. Y su motor V8 de 7.0 litros y doble compresor de 1.104 CV le permitirá darse a la fuga antes de que los zombies hayan tenido la oportunidad de recuperarse. Lo que es más, el ST1 se incendió mientras era probado en Top Gear, así que en el peor de los casos tendremos una carrocería en llamas para vencer a los muertos vivientes.

- Ford Mondeo familiar. Pero quizás la táctica más astuta sea esconderse. Encuentre el Mondeo familiar más cercano, preferiblemente un modelo antiguo, que es aún más discreto, métase en él con un saco de dormir y enciérrese un par de días. Incluso los zombies más hambrientos no le prestarán atención. Una vez que hayan perdido el interés, podrá salir del vehículo y arrastrarse silenciosamente protegido por la oscuridad de la noche.