El coche de alquiler es uno de los medios más utilizados por los turistas en vacaciones, pero antes de proceder a una reserva, DriiveMe explica que se deben tener en cuenta varios factores que nos ayudarán a ahorrarnos un dinero y no llevarnos sorpresas.

1. Antelación. España es uno de los países de Europa con más tráfico de turistas, por lo que para alquilar un coche para viajar por la Península es aconsejable realizar la reserva con, al menos, un mes de antelación. A medida que se acercan fechas claves como las vacaciones de verano, Navidad o Semana Santa, la demanda del alquiler de vehículos sube y los precios aumentan. Hay que tener en cuenta que el precio también varía en función del modelo elegido o la localización, aunque existen aplicaciones como DriiveMe, en la que sólo hay que elegir entre los trayectos disponibles en su sitio web y app, y alquilar el vehículo por sólo un euro (más costes de repostaje o peajes).

2. Hacer varias reservas. Hacer diferentes reservas con antelación ayuda a poder decidir con tranquilidad el destino que se desea visitar y conseguirlo al mejor precio. Además, si no están claras las fechas en las que se va a viajar, lo mejor es completar reservas con fechas diferentes. Pero eso sí, hay que asegurarse antes de que la reserva cuente con la opción de cancelación gratuita.

3. Si se es menor de 25 años, no ser el conductor principal. La mayoría de compañías de alquiler exigen pagar un coste adicional si el conductor no supera los 25 años. Aunque se suele exigir una antigüedad mínima de carnet de uno o dos años, para algunas compañías ser menor de 25 años tiene un coste adicional. Para evitar este cargo, es mejor que quien vaya a conducir el coche supere esa edad y tenga un permiso de conducción, preferiblemente, con más de cuatro años.

4. Contratar un seguro a todo riesgo sin franquicia. A la hora de reservar un vehículo, la mayoría de las compañías retienen un importe bastante alto en las tarjetas de crédito para protegerse frente a posibles desperfectos, golpes o multas. Este depósito o fianza depende de muchos factores y a veces puede alcanzar el precio de la franquicia. Si se contrata un seguro a todo riesgo sin franquicia, habrá que asegurarse de que se retiene una cantidad menor en la cuenta.

5. Cuidado con la política sobre el combustible. A la hora de elegir la política sobre el combustible del modelo existen varias opciones. La más utilizada es la de recoger el coche con el depósito lleno y devolverlo de la misma manera. Con esta opción, no habrá que pagar por adelantado el depósito, ni ninguna otra tasa, y además se podrá elegir la gasolinera más económica.

6. Alquilar el vehículo durante más días. Muchas compañías de alquiler tienen ofertas para alquilar sus coches dependiendo del número de días. Por ejemplo, en la mayoría de operadores, alquilar un vehículo durante cinco días cuesta lo mismo que para cuatro. Además, al tener un tiempo extra no se tendrán penalizaciones aunque se devuelva el coche más tarde de lo esperado.

7. Comparar vía web, aplicaciones o teléfono. Aunque la mayoría de los operadores lanza sus ofertas a través de Internet, algunos tienen la posibilidad de ofrecer algún descuento si se es socio, te suscribes a alguna de sus aplicaciones o se cuenta con códigos descuento. Para conseguir el mejor precio, es muy útil comparar en diferentes webs y comparadores.

8. Hacer fotos del coche al recogerlo y al devolverlo. Es importante revisar exhaustivamente el estado del coche, tanto en la recogida como en la entrega; y hacerle fotos.

9. Eligir bien la oficina donde recoger el vehículo. Las compañías de alquiler de coches suelen tener diferentes puntos de recogida en una misma ciudad. Los precios varían dependiendo de la oficina que se elija, por lo que es importante comprobar varios puntos de recogida diferentes en una misma ciudad.

10. Cuidado con cruzar fronteras. Antes de alquilar un coche con el que se quiera recorrer diferentes países, hay que comprobar si la empresa lo permite. Hay operadores que no permiten salir del país, otros que requieren un seguro adicional y algunos que sólo permiten viajar a determinados países.