El Consejo de Ministros, en su reunión del pasado 5 de octubre, ha aprobado un Real Decreto-Ley para abordar, de forma urgente, la actual subida de los precios de la electricidad, ofrecer una mayor cobertura a los ciudadanos en situación de vulnerabilidad e incrementar la protección de los consumidores, con medidas que permitirán ajustar mejor la tarifa al consumo, reduciendo su factura eléctrica.

Asimismo, la norma adopta medidas para acelerar la transición hacia un modelo energético basado en energías renovables. Entre otras, se elimina el denominado "impuesto al sol", se reconoce legalmente el autoconsumo compartido y se flexibiliza la actividad de recarga de vehículos eléctricos, eliminando la figura del gestor de carga.

Así, uno de los capítulos de la norma se dedica al impulso de la movilidad sostenible, “vector imprescindible para la transición ecológica”, según el ejecutivo que, con el objetivo de aumentar la presencia de puntos de recarga públicos, elimina la figura del gestor de carga prevista en la Ley del Sector Eléctrico, “pues se ha revelado como excesivamente rígida y desincentivadora de la actividad”, subraya en la nueva medida.

Esta supresión no supondrá en ningún caso una merma de la seguridad de las instalaciones, que deberán cumplir con la normativa correspondiente en el ámbito de la seguridad industrial y de las que se llevará un registro de la información para el seguimiento de la actividad por las Administraciones.

Además, esta información estará disponible a través de medios electrónicos para todos los ciudadanos y se integrará en el futuro en el punto de acceso único, armonizando la información con la del resto de países de la Unión Europea, creando una gran base de datos de información sobre la ubicación y características de los puntos de recarga públicos.