El mercado de Vehículos de Ocasión necesita de mayor transparencia, trazabilidad y confianza. Esta es una de las conclusiones de la mesa redonda sobre "Nuevas iniciativas que cambiarán el sector generando mayor confianza a clientes y profesionales de Posventa y V.O", celebrado en el seno del Foro VO y Posventa, celebrado en Madrid.

En la mesa redonda, moderada por Ana Sánchez, directora general de Ganvam, han participado Susana Gómez, subdirectora adjunta de vehículos de la DGT; Antonio García, director de Operaciones Volkswagen y responsable Das Weltauto (VW Group España); Javier de Ulacia, director de la División Auto de Banco Cetelem; Esteve Jane, Head of Business Development Motor (Grupo Schibsted); Agustín García, presidente de la Asociación Española de Renting; y David Sanz, director de Posventa y Finalizaciones de Bansacar (Banco Santander).

Durante la mesa se ha repasado la situación de la venta de VO en España, mercado en el que sigue creciendo la venta de vehículos con más de diez años, que ya alcanza casi el 59%, y cuya tendencia se prevé que continúe hasta el año 2025, momento en el que la media del parque habrá llegado a los 14 años, y en el que es posible que se produzca una inflexión a la baja pero muy suave. También se ha constatado un trasvase de ventas de empresas a particulares, lo que ha acelerado el envejecimiento.

Como responsable de una buena parte de los VO que se ponen a la venta, los responsables de las entidades de renting han puesto el acento sobre la necesidad de incrementar los controles sobre los VO, ya sea a través del Registro digital del Kilometraje que la DGT está poniendo en marcha, ya sea a través de controles para poder seguir la trazabilidad del mantenimiento de los vehículos usados, para incrementar la transparencia del sector de cara a los posibles compradores.

Sobre este particular, algunos de los participantes han opinado que parte de la culpa del trasvase de ventas del concesionario o compraventa al particular se ha debido precisamente a malos empresarios, que intentaban engañar a los usuarios al valorar el estado de los vehículos de VO. Así, los ponentes han insistido en que es necesario recuperar la confianza de los usuarios, que es lo mas importante, haciendo el sector más transparente.

Asimismo, se ha constatado que, a pesar de la campaña de demonización del diésel, las ventas en VO no han caído por el momento, aunque ha existido consenso en que hay que intentar achatarrar los vehículos más antiguos y contaminantes, dando paso a nuevas alternativas energéticas.