Tramontana, fabricante español, afincado en la Costa Brava, produce vehículos deportivos y abrirá el próximo 27 de junio su primer concesionario. Lo hará en Barcelona de la mano de GTO Cars. Allí Tramontana presentará ante el público su único modelo, una especie de Fórmula 1 diseñado para circular por carretera.

Con un precio de 610.000 euros, este superdeportivo, que puede ser configurado para una o dos plazas, acelera de 0 a 200 km/h en 10.15 segundos y está equipado con un motor V12 biturbo de 5.513 centímetros cúbicos. Puede llegar a desarrollar 720 CV y alcanzar los 325 km/hora. Xavier López, director de comunicación y desarrollo de negocio de Tramontana lo define como un coche especial, "Una combinación entre un Fórmula 1 y un avión de combate. Intentamos aunar mundos contrapuestos: el ultra tecnológico, la estética de los jets de combate, y la sensibilidad artesanal".