El sistema Toyota Touch Life incorpora por primera vez en la industria del automóvil el protocolo de conectividad MirrorLink que permite replicar la pantalla del smartphone en la pantalla táctil de 7 pulgadas del sistema de información y entretenimiento del nuevo iQ. Así, el sistema permite acceder fácilmente a las funcionalidades del smartphone mediante los mandos montados en el volante o mediante la superficie de la gran pantalla táctil.