No existe un taller independiente que pueda arreglar un Tesla, más allá del taller de chapa y pintura autorizado. Además de negarse directamente a vender recambios, la marca no tiene concesionarios y todas las tiendas son de su propiedad. Sin embargo, en una pequeña localidad de New Hampshire (Estados Unidos), Rich Benoit, un apasionado de Tesla, ha construido un Tesla Model S particular hecho a partir de dos Model S, según informa un reportaje de Motorpasion.

Hace unos años, un amigo suyo se compró un Tesla Model S y Rich se quedó impresionado por el coche. Al año se compró uno Model S por 14.000 dólares (unos 12.000 euros), un coche que había padecido una inundación. Pensaba arreglarlo él mismo y así tener un coche de más de 100.000 dólares (85.500 euros) por menos de la mitad.

Como en el Estado de New Hampshire una persona puede por ley arreglar ella misma su coche, aunque el fabricante diga lo contrario, Rich Benoit se compró otro Tesla Model S accidentado y de esos dos coches hizo el suyo propio. Actualmente, se ha convertido en el único especialista independiente de Tesla con un importante stock de recambios y varios coches recuperados que vuelven a circular.

Los Tesla son los coches que, proporcionalmente, más siniestros totales tienen. Según la información de Motorpasion, la obligación de pasar por un Tesla Service Center hace que las aseguradoras prefieran declarar el coche siniestro total antes que pagar unos importes que consideran exagerados para arreglarlos. Si hubiese talleres independientes trabajando con Tesla, podrían bajar los precios y no habría tanto Tesla declarado siniestro total.