La jornada vespertina del XXXI Congreso de Ancera comenzó con homenajes a personalidades de la distribución fallecidas recientemente. Fernando Riesco, director general de Dipart, hizo un homenaje a José Luis Fernández, gerente de Repuestos Posadas. “Trabajador incansable que siempre buscaba mejorar, bajo su lema 'más y mejor'. A pesar de sus 40 años en el sector, siempre sabía adaptarse a los cambios e incluso se adelantaba a ellos innovando”. Riesco destacó el empuje de José Luis, que ha sabido transmitir a su hija María, que continúa con su legado. “En estos diez años, hemos tenido la oportunidad de construir una realidad que es lo que nos une ahora a todos dentro del grupo Dipart”, afirmaba Riesco, que describía a José Luis como “amigo de sus amigos, afable, leal, luchador, con ideas claras y con carácter pero, a la vez, cariñoso. Nos ha dejado muchísima huella”.

A continuación, Enrique Almendros homenajeó a su padre, Enrique Almendros, fundador de GrupAuto. “Mi padre ha fallecido el año en que GrupAuto cumple 30 años, un proyecto que él fundó, que ya es una realidad y crece año tras año”. Por su parte, Juan Carlos Pérez Castellanos tuvo un emotivo recuerdo hacia Marino Méndez. “Gracias a Ancera por acordarse de mi maestro, le debo una gran parte de lo que soy, asumiendo un riesgo nombrándome director de Márketing y Estrategia en Valeo Distribución. Marino era un genial director de orquesta, era capaz de sacar lo mejor de cada uno para hacer una gran obra conjunta. Y era también un maestro relojero, que gestionaba la cuenta de resultados y el balance como un reloj suizo. Pero, sobre todo, Marino destacó por su vertiente humana, era alguien muy próximo, sencillo, humilde”.

Por último, Alejandro Vicario recordó a Paco Suárez (Repuestos Suárez, en Almería), Luis Miguel Fernández (Auto Repuestos Miguel, en León) y, junto a José María Castrejón, homenjearon a Román Castrejón (fundador de Repuestos Calle Real, en Madrid).

Para finalizar el Congreso, Paco Aznar hijo dedicó unas emocionadas palabras a su padre, Paco Aznar, vicepresidente de Ancera, representante y presidente de Aeaca durante años. "Desde los inicios, peleó por dignificar la figura del representante, algo que dio sus frutos con la creación de Aeaca", señaló.