Existen distintos equipos de secado y cada uno está indicado para unos productos específicos o unas actuaciones concretas. Por tanto, es conveniente conocer sus particularidades y saber utilizarlos correctamente. Así, es posible agilizar las reparaciones y reducir los tiempos de intervención, lo que repercute de forma directa en la satisfacción del cliente y en la rentabilidad del taller.

En un artículo técnico, Loctite analiza los equipos de secado más significativos dentro del taller: cabina de pintura, lámpara de secado por onda infrarroja, lámpara de secado por onda ultravioleta y mantas térmicas de secado.

Respetar los tiempos de secado de forma estricta puede suponer que la entrega del vehículo se alargue más de lo deseado. Los equipos de secado son la solución perfecta para afrontar este inconveniente, ya que ayudan a reducir estos tiempos y permiten adelantar la entrega del vehículo al cliente.

El artículo técnico completo se puede leer pinchando AQUÍ.