Ficosa ha trabajado con Audi para lanzar en el modelo e-tron el primer retrovisor digital que saldrá al mercado europeo. Esta solución pionera desarrollada por Ficosa, también conocida como CMS (Camera Monitoring System), permite la sustitución de los espejos tradicionales. Este sistema de visión está compuesto por cámaras integradas en los laterales del chasis del automóvil y dos pantallas táctiles situadas en la parte interior de las puertas. Está previsto que el Audi e-tron salga al mercado a finales de 2018.

En palabras de Javier Pujol, consejero delegado de Ficosa, “el retrovisor es el 'core business' de Ficosa, por lo que ser los primeros en lanzar al mercado europeo un CMS supone un punto de inflexión en nuestro proceso de transformación tecnológica. De este modo, no sólo hemos demostrado nuestra capacidad por aprovechar nuestro 'know-how' en visión, sino que hemos sido capaces de abrir camino con una auténtica revolución para la industria de la automoción”.

Mediante este sistema de visión, las cámaras, acopladas al vehículo a través de soportes que se pliegan, transmiten la imagen con muy baja latencia a las dos pantallas táctiles OLED de 7 pulgadas ubicadas en el interior vehículo. Gracias a las pantallas táctiles, los usuarios podrán ajustar las cámaras manualmente.

El retrovisor digital mejora la experiencia de conducción y seguridad en el vehículo, ofreciendo a los usuarios múltiples ventajas como la ampliación del campo de visión, la eliminación del ángulo muerto, la reducción del consumo de combustible -como consecuencia de la mejora aerodinámica del vehículo-, el anti-deslumbramiento y una mejor visión nocturna.

El sistema también incorpora funciones avanzadas como la calibración automática de las cámaras, para su correcta adaptación en todas las situaciones, o alertas que se superponen a la imagen de manera dinámica para ofrecer información al conductor, como la advertencia de la proximidad de otros vehículos antes de los adelantamientos y la detección de cualquier elemento que pueda obstruir o ensuciar el sistema.

Las cámaras también incorporan un sensor de imagen de alto rango dinámico (HDR) con la tecnología LED flicker mitigation, desarrollado por Omnivision Technologies, que mitiga el parpadeo asegurando una mejor calidad de la imagen bajo cualquier condición de iluminación y temperatura. Igualmente, el CMS transforma el aspecto actual del automóvil, modificando a nivel visual el exterior y el interior del vehículo y ofreciendo nuevas posibilidades de diseño.

El retrovisor digital ha sido desarrollado por la unidad de negocio de ADAS de Ficosa y se fabrica en el Centro Tecnológico de Viladecavalls (Barcelona), mientras que los soportes que sujetan las cámaras en el exterior del vehículo se han fabricado en la planta de Ficosa en Wolfenbüttel (Alemania). Más de 90 ingenieros, de campos como la óptica, el software y hardware están actualmente trabajando en el proyecto de lanzamiento del primer CMS al mercado.