A partir del próximo 16 de julio, Grovisa se convierte en distribuidor Bosal para España y Portugal, tras la firma de una alianza entre Bosal Aftermarket SEE y Grovisa. De esta forma, los escapes, catalizadores y DPFs de Bosal estarán disponibles en una red de diez almacenes, cubriendo todo el territorio nacional.

“El escape ha caído en ventas durante las últimas décadas, pero sin duda es un mercado que tiene una demanda importante”, explican en un comunicado ambas compañías. El elevado número de referencias, el espacio necesario para su almacenamiento y su compleja distribución requieren, según destacan, "de una empresa con experiencia en la comercialización de este tipo de productos".

Con una experiencia de más de 90 años en la distribución recambios y de más de diez en la de sistemas de escape, Grovisa aporta condiciones de venta, uno catálogo completos en Europa y una disponibilidad más rápida, los tres pilares básicos de esta nueva estructura que, para las empresas firmantes de la alianza, “va a permitir gestionar esta línea de producto con una excelente rotación y rentabilidad para todos sus clientes”.