Hella está reestructurando su negocio de posventa. Como resultado, Hella alineará de forma aún más consecuente las actividades de posventa con sus propias competencias en materia de equipamiento original, especialmente en los ámbitos de la iluminación y la electrónica, al tiempo que las vinculará estrechamente a la gran experiencia de la empresa en equipamiento de talleres. En este contexto, el negocio de soluciones de reparación se ampliará aún más en las áreas de diagnóstico y calibración. El pasado 1 de agosto de 2018, Hella también estableció su nueva unidad de negocio de Soluciones de Movilidad para aprovechar los nuevos modelos de negocio digitales.

“Con la reestructuración del negocio de posventa y la oferta de soluciones innovadoras queremos reforzar nuestra posición como socio fuerte de distribuidores y talleres, mientras que asentamos los cimientos para un crecimiento más rentable”, asegura Werner Benade, director general de la división de Aftermarket en Hella. “Como consecuencia, en el futuro alinearemos aún más nuestras actividades de la posventa con la actividad principal de nuestro negocio”.

En este contexto, Hella ha acordado con el Grupo Mahle la transferencia total del negocio de termocontrol existente bajo la marca de Behr Hella Service a este aliado estratégico de la compañía. La joint venture fundada en 2005 está especializada en la venta de productos de refrigeración y aire acondicionado en el mercado de recambios de automoción. Behr Hella Service emplea actualmente a unas 60 personas. Siempre que las autoridades de defensa de la competencia lo aprueben, Mahle adquirirá el 50% de la participación de Hella en la empresa conjunta a partir del 31 de diciembre de 2019. Las actividades comerciales continuarán hasta entonces de forma habitual.