Isi Condal, en su blog, ha publicado un post realizado por Daniel Pinalla, director de Soporte a Clientes de la compañía, en la que habla de diferentes alternativas para mejorar las ubicaciones en el almacén de recambios. Según Pinalla, "hay una tendencia que se mantiene en el tiempo: la clasificación por familias/marcas sigue siendo la forma más utilizada a la hora de ubicar el material en los almacenes de recambios multimarca. El resultado es visualmente muy estético, con grandes bloques de cajas del mismo color, pero poco eficaz para agilizar la gestión de pedidos".

Este criterio a la hora de ubicar era perfecto cuando los sistemas de gestión no permitían otro tipo de control que no fuera el meramente visual. En estos momentos y con la tecnología actual, existen otros tipos de clasificación mucho más eficaces y ágiles. Por eso, propone algunas ideas para mejorar vuestro sistema de ubicaciones:

  1. Ubicación por rotación de la referencia. Se trata de acercar a la zona de picking las referencias que más se venden y alejarlas progresivamente conforme menos se consumen. La ventaja es obvia: agilizamos el picking. No obstante, además del principio general del consumo o rotación de referencias, hay que tener en cuenta también 3 aspectos adicionales que complementan este tipo de organización del almacén: complementariedad (ubicar cerca aquellos artículos que se suelen vender de forma conjunta como, por ejemplo, pastillas y discos), incompatibilidad (marcar excepciones y evitar la ubicación de artículos siguiendo el criterio de rotación ya que la naturaleza del artículo lo impide: aceites, pinturas, baterías, etc.) y tamaño o peso (la ubicación de determinados artículos debe adecuarse a la estructura del almacén y ocupar posiciones especialmente diseñadas para ellos).
  2. Multiubicación. La multiubicación es un sistema de almacenamiento en el que una misma referencia puede ubicarse en diferentes huecos del almacén cuando uno está completo. Se trata de una herramienta imprescindible porque da la flexibilidad necesaria para organizar el almacén sin necesidad de reubicar stock. Combina perfectamente con el sistema de ubicación por rotación de la referencia y con otras organizaciones del almacén en las que, por ejemplo, se organizan las zonas de picking en función de la urgencia de los pedidos.
  3. Mínimo recorrido. En temas de organización del almacén, menos es más y es muy útil diseñar las ubicaciones para realizar el mínimo recorrido, trabajando con una estructura de sectores y pasillos que permita a vuestra plantilla agilizar el proceso de extracción o reposición.