Si sueña con viajar en coche por Europa, quizá debería optar por destinos del norte y centro del continente como Alemania o Suecia a tenor de las conclusiones de un estudio, desarrollado por YouGov para EasyPark, que muestra la mala percepción que los turistas europeos tienen de los conductores italianos y españoles. Según el estudio, el 39% de los encuestados considera que los conductores italianos son los menos seguros al volante, seguidos de los españoles. Por el contrario, alemanes y suecos lideran el ranking de los más seguros.

Algo parecido ocurre a la hora de valorar la agresividad y facilidad para aparcar de los conductores. Italianos y españoles figuran como los más agresivos con un 27% y un 20%, respectivamente, y como los que peor aparcan.

Además de esta valoración, del estudio se desprende también que solo el 18% de los conductores que viajan al extranjero entienden las normas de circulación y señales de tráfico de los países por los que van a transitar y que más de la mitad de los encuestados se informan de ellas antes de iniciar su viaje en coche.

”Antes de viajar fuera, es importante informarse de las diferencias que existen con nuestro código circulatorio”, explica Tania Cazalis, directora de EasyPark en España. ”Conocer de antemano conceptos básicos como los límites de velocidad o las señales más importantes pueden ser de gran ayuda para disfrutar de unas vacaciones sin contratiempos”.

En este sentido, cabe destacar que el 23% de los conductores reconoce no pagar su aparcamiento cuando se encuentra en el extranjero y el 6% prefiere no contestar a esta pregunta. ”Un error muy frecuente pero no por ello menos grave, ya que desde 2015 las multas de tráfico impuestas en cualquier país de la Unión Europea son enviadas al domicilio del infractor”, aclara Tania Cazalis. De hecho, el 13% de los encuestados reconoce haber recibido al menos una multa de otro país cuyo importe estaría entre los 100 o 150 euros en el 17% de los casos, entre 50 y 100 en el 40% y hasta los 50 euros en el 20% de los casos.