Como quinto presidente del Gremio del Motor de Barcelona, Jaume Roura ejercerá el cargo durante los próximos cuatro años y sucede a Miquel Donnay, quien ha ejercido la presidencia durante los últimos doce años. Este nombramiento, con el apoyo unánime de sus afiliados, coincide con el 60º aniversario de la fundación de una asociación que defiende los intereses de sus más de mil agremiados y colaboradores, que totalizan 1.100 puntos de venta del sector de la automoción.

Al tomar posesión de su cargo, el nuevo responsable ha anunciado que, con el apoyo de los presidentes de las Asociaciones de Girona, Tarragona y Lleida, “nos proponemos trabajar unidos en la defensa de los intereses de los empresarios del sector frente a la injusta persecución que están llevando a cabo las diferentes administraciones contra la movilidad privada”.

Jaume Roura también preside Fecavem, que agrupa a empresas dedicadas a la venta y posventa de vehículos, defiende los intereses del colectivo y denuncia el trato de las administraciones públicas. En palabras de Roura, “somos víctimas de un procedimiento injusto, cuando nuestro colectivo empresarial aporta ocupación estable y duradera”.

Además, como actual presidente de Ancosat (Asociación Nacional de Concesionarios SEAT) y después de haber presidido Faconauto durante los últimos cinco años, Roura recuerda que “el sector es una muy importante fuente de ingresos para la Hacienda Pública, aportando casi un 12% del PIB español y más de un millón y medio de puestos de trabajo estables. Un alto porcentaje de estos datos se generan en Cataluña”.

Según los últimos estudios publicados, el volumen de negocio que genera la distribución y posventa de automoción en Cataluña es de 23.000 millones de euros, de los cuales 17.000 corresponden sólo a la venta. El número de personas ocupadas directamente supera las 53.000, de las cuales más de 20.000 corresponden a la venta.

Finalmente, Roura defiende que “con la aplicación de las nuevas tecnologías, la automoción no es un problema para la contaminación ambiental”. El presidente del Gremio ha anunciado que una de sus primeras actuaciones será promover una reunión con los presidentes de la Federación de Gremios (Gremio del Motor, Coreve, Astave y Asociación Provincial de Automoción de Lleida) para tratar en profundidad los obstáculos que se están creando frente a la movilidad privada y responder a los retos que afronta el sector.