Para que un coche salga al mercado, primero debe pasar una serie de pruebas para homologar sus emisiones y consumos. En los años 80 se estableció el NEDC (Nuevo Ciclo Homologado de Conducción Europeo) y, actualmente, la Comisión Europea ha decidido que las condiciones de las pruebas deben ser más “reales”, pasando al protocolo WLTP.

Tallerator ha hecho un estudio del coste de realizar la diagnosis de control de gases de escape, cuyos datos recogidos en 2018 sitúan en 39,09 euros de media en España el precio de este servicio. Desde el comparador destacan la “especial dificultad de encontrar centros preparados para hacer esta operación, especialmente para mecánicas diésel”.

Cádiz es la provincia española con la media más baja, con 24,20 euros. Por su parte, Madrid se sitúa en la primera posición de las cinco principales provincias españolas, con 46,50 euros de media, seguida de Barcelona (41,11), Valencia (34,55), Sevilla (43,67) y Zaragoza (33,38 ).

Desde Tallerator recuerdan tres claves principales del nuevo protocolo WLTP:

  1. Desde el 1 de septiembre, para que un vehículo pueda venderse en la Unión Europea, debe pasar nuevos y más exigentes requisitos referentes a cifras de consumo y emisiones de CO2 y otros gases contaminantes. Es el llamado protocolo WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado para Ensayos de Vehículos Ligeros) y sustituye al NEDC (Nuevo Ciclo Homologado de Conducción Europeo).
  2. El WLTP ofrecerá cifras “más realistas”, tomadas con nuevas condiciones y más rangos de conducción, más velocidad máxima y distancias de pruebas más largas, entre otros aspectos.
  3. El precio de los coches nuevos subirá por la nueva fiscalidad que lleva consigo el WLTP. En España se ha aprobado un periodo “de transición” para que la subida se haga de forma progresiva hasta finales de 2020.