El último Economic Outlook difundido por Crédito y Caución prevé que España cierre 2018 con unos niveles de insolvencia de 421 puntos respecto a los niveles previos a la crisis (base 100=2007), a pesar del descenso previsto del 6% en el número anual de insolvencias.

De acuerdo con el último informe Economic Outlook difundido por Crédito y Caución, se espera para este año una disminución de las insolvencias en torno al 6%, a pesar de lo cual la economía española mantendrá niveles de insolvencia muy superiores a los de países de su entorno, por delante de Portugal, Italia, Reino Unido, Francia, Estados Unidos, Alemania o Japón.

Crédito y Caución prevé una mejora global de un 4,1% de las insolvencias, si bien los principales riesgos para esta buena evolución están en el proteccionismo estadounidense y la amenaza de una guerra comercial, el aterrizaje forzoso de China cuyos altos niveles de endeudamiento obligan a frenar el crecimiento crediticio o una corrección del mercado financiero debido a alzas de tipos descontroladas por parte de la Reserva Federal.

Las perspectivas de insolvencia para casi todos los países de Europa occidental son positivas con la excepción de Reino Unido, donde los niveles ya se incrementaron en 2017 debido a la incertidumbre del Brexit. El informe prevé que en 2018 se desvanezca el estímulo exportador provocado por la debilidad de la libra y que se enfríe el mercado inmobiliario, lo que generará un aumento general del 4% en los niveles británicos de insolvencia. El informe también prevé una caída de las insolvencias en los principales mercados emergentes como India, China, Brasil o Rusia.